Skip links

Tecnologías e innovaciones disruptivas

La Sección de Búsqueda Temática digital (BTD) de la revista de educación media superior, ha publicado temáticas en el orden didáctico-pedagógico y tecnológico que favorecen la preparación, actualización de información y conocimientos en temas que favorecen la innovación y el desarrollo de procesos docentes  importantes para la educación media superior.

Disrupción palabra utilizada para definir cambios determinantes y bruscos.

La tecnología que propicia cambios profundos en procesos, productos o servicios son tecnologías disruptivas que conlleva por lo general al desplazamiento de la tecnología anterior convirtiéndola en una innovación disruptiva.

Este tema se ha abordado en cuantiosos espacios la última década, publicándose listas de tecnologías que esperan sean más disruptivas y que han sentado momentos de cambio.

Tecnologías e innovaciones disruptivas

Actualmente se consideran: Internet móvil, Tecnología de la nube, Internet de las cosas, Robótica avanzada, Inteligencia artificial, Realidad virtual y aumentada, Genómica de nueva generación, Materiales avanzados, Impresión 3D, Vehículos autónomos, Almacenamiento de energía, Energía renovable.

A estas se le agregan tecnologías que van surgiendo de forma transversal como la Nanotecnología y la Big data que hacen posible el procesamiento y almacenamiento de grandes volúmenes de datos en tiempo récord, o Blockchain basada en registros compartidos de transacciones (ledger).

Si bien las mencionadas son de usos generales en la docencia estas marcan la diferencia en un proceso de formación y perfeccionamiento en que se implican inclusive las tendencias educativas modernas.

El apoyo a las plataformas digitales conseguirá una educación adaptativa para cada individuo que permitirá acabar con los espacios educativos como los conocemos hoy en día constituyendo las bases para la innovación disruptiva en la educación superior.

La educación y la salud son sectores en permanente cambio en sus procesos, lo que los hace campos propicios para la aplicación de tecnologías disruptivas que ayudan a mejorar y perfeccionar planes y estrategias de desarrollo, marcando retos a profesores y alumnos.

Es habitual que las tecnologías disruptivas aparezcan mucho antes de conseguir su mayor impacto, ellas conllevan a un fuerte desarrollo teórico en sus aplicaciones y condiciones de uso, posibilitando su explotación más allá del costo, procesos de producción etc. Intuir estas oportunidades y  planear estrategias de factibilidad, introducción y uso depende de la investigación y la creación de cultura docente en relación con las competencias digitales que mejoran el aprendizaje personalizado, flexible y significativo.

Tecnologías e innovaciones disruptivas

Siempre han existido tecnologías disruptivas aunque tomaban otros nombres, en el pasado más reciente empezando por el teléfono, el cine, la aviación y culminando por toda la revolución informática y las comunicaciones, la humanidad ha estado siempre rompiendo paradigmas y creando nuevos.

Muchas de estas disrupciones han surgido de centros de investigación de las universidades, estas deberían estar siempre varios pasos adelante con respecto a la realidad.

Desde hace más de 20 años las universidades están asumiendo el reto de transformar la manera en que los estudiantes adquieren competencias, aprovechando las posibilidades que brindan estas tecnologías.

Esto va desde el uso intensivo de tecnologías en proceso de enseñanza y aprendizaje en entornos cada vez más virtuales y colaborativos, hasta mecanismos complejos como la robótica o la IA,  cuya penetración en las diferentes esferas sociales y la ciencia, introduce cambios sustanciales en las actitudes y aplicaciones en todas las esferas de la vida.

La medicina de precisión en caso de la educación en ciencias médicas.

Sin embargo, la enseñanza superior en algunos centros de esta categoría y disciplina, incluyendo la educación médica, se han quedado rezagados no solo en la tecnología, sino también en la necesaria evolución previa del pensamiento didáctico e investigativo como punto de partida, la preparación de sus claustros docentes y en la integración y aplicación de planes de estudio y la formación de competencias de los educandos.

De ahí la importancia de romper esquemas, de introducir e integrar tecnologías al proceso de gestión del conocimiento de profesores y educandos a fin alcanzar competencias que instauren nuevos paradigmas en la docencia superior y contribuyan a cumplir el encargo social asignado con nuevos modelos de desarrollo.

 

Fuente: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412019000100026

 

error: ¡El contenido está protegido!