Skip links

El cerebro y su relación con el Hogar

Cuando regresamos a casa se pone en marcha la química del placer que activa la dopamina.

Según un estudio neuricientifico de Florida Atlantic University, en Estados Unidos donde se experimentó en ratones permitieron descubrir que la sensación de confort que genera un entorno conocido produce una importante liberación de dopamina en el núcleo accumbens.

A su vez una publicación reciente en Neurochemistry International verifica que los estímulos que conducen a experiencias que el cerebro relaciona con la seguridad del hogar conllevan a una fuerte liberación de dopamina, según los científicos de esta investigación la respuesta es similar a la que genera una dosis de cocaína.

El cerebro y su relación con el Hogar

Estudios previos en ratones comprobaron que los mismos elegían de manera automática su jaula habitual a un nuevo entorno, los Especialistas Estadounidenses quisieron estudiar un poco más allá y colocaron un sensor de dopamina en el núcleo accumbens del cerebro de los roedores, así verificaron por primera vez que la sensación de llegar al hogar produce un importante aumento en la liberación de dopamina.

 

El cerebro y su relación con el Hogar

“Hogar dulce hogar” ya no se puede decir que es una frase hecha, sino que está comprobado, a través de la liberación de dopamina en el núcleo accumbens que es una estructura cerebral subcortical ligada a la motivación, al aprendizaje de conductas que llegan a metas determinadas y experiencias placenteras,  fue en este donde se pudo realizar dicha medición.

El cerebro y su relación con el Hogar

En los experimentos los científicos utilizaron un método conocido como fotometría de fibra el cual permite registrar segundo a segundo los cambios en la producción de dopamina dentro del núcleo accumbens de los ratones estudiados.

En un principio la producción estaba ligada al aprendizaje por recompensa, pero una vez que asimilaron la dinámica la experiencia placentera y la producción de dopamina se activaron al instante de llegar a la jaula que identificaban como su hogar.

Ubicar a los ratones en un nuevo contexto no les generaba placer ligado a la dopamina, con esto se verifica que los ratones identificaban su jaula habitual con sensaciones de tranquilidad y confortabilidad que les produce placer.

El cerebro y su relación con el Hogar

Los expertos creen que esto puede tener una aplicación directa en estrategias terapéuticas y farmacéuticas entorno a enfermedades relacionadas con la incapacidad de sentir placer.

De la misma manera el sistema cerebral identificado por los neurocientíficos puede ser utilizado con la intención de crear una estrategia que pueda controlar la sensación de placer y la producción de dopamina en situaciones de abuso de sustancias, concretamente en tratamientos de adicción.

De acuerdo a los investigadores, esto permite concluir directamente que «el hogar es donde está el cerebro».

Fuente: https://tendencias21.levante-emv.com/para-el-cerebro-no-hay-nada-mejor-que-estar-en-casa.html

error: ¡El contenido está protegido!