Skip links

¿Sabes que es la amígdala Cerebral y su función?

Cuando recibimos estímulos internos (un recuerdo feliz, una mala experiencia) o externos (ratón, hablar en público, entre otros). Despiertan las emociones con las que convivimos día a día, siendo alguna de ellas: afecto, cariño, alegría, miedos, depresión, amor…

Estas activan diversos factores de respuestas provenientes del sistema límbico  en el cual destaca la amígdala cerebral.

La amígdala cerebral, también conocida como complejo amigdalino o cuerpo amigdalino, es una estructura subcortical situada en la parte interna del lóbulo temporal medial, esta se encuentra presente en los animales vertebrados complejos como el humano. Este elemento posee conexiones con la gran mayoría del encéfalo, siendo un núcleo de especial relevancia que puede afectar al conjunto del sistema nervioso y en la funcionalidad del organismo.

Los neurocientíficos han descubierto que hay personas con una amígdala de mayores dimensiones; lo cual, eleva el riesgo de padecer trastornos del estado del ánimo.

Funciones de la Amígdala

Cumple varias funciones básicas relacionadas con los instintos y la supervivencia de la especie como el hambre, la sed, el sexo, la memoria y las emociones más primarias.

Percepción de emociones

Una estimulación de la amígdala provoca una emoción intensa, principalmente miedo o agresión. Al igual que si se daña o se extrae, se produce sumisión y aplanamiento afectivo.

Produce conductas de reacción al miedo

Esto es debido a sus conexiones con el hipotálamo, que activa el sistema nervioso autónomo, y, por ende, aumenta y mejora la atención al peligro o vigilancia, la inmovilización, o la respuesta de huida.

Memoria emocional

La amígdala parece formar parte de un sistema general para la memoria de tipo emocional. Este tipo de memoria es la que nos permite recordar qué pistas del entorno se asocian con un acontecimiento peligroso o beneficioso.

Respuestas de placer

La amígdala no solo se centra en el miedo, también vincula datos del ambiente con elementos tanto apetitivos como no apetitivos de un estímulo.

Aprendizaje emocional

El aprendizaje asociativo y condicionado también resulta influidos en gran medida por la actuación de la amígdala. Esta estructura permite la elección de estrategias a aplicar ante la presencia de estímulos, así como detectar situaciones en que dichas estrategias son también aplicables.

Entre otras, Además, según el tamaño inicial de nuestra amígdala o sus peculiaridades, ésta te puede hacer más vulnerable a comenzar o mantener conductas adictivas. No olvides que esta estructura es la que establece los vínculos entre comportamientos o eventos y sensaciones placenteras, haciendo que repitamos dichos comportamientos.

Fuente: https://www.lifeder.com/amigdala-cerebral/#Funciones_de_la_amigdala

https://psicologiaymente.com/neurociencias/amigdala-cerebral

error: ¡El contenido está protegido!